Educacion

Servicio Social Unam • Comienza el Programa

Portal de Servicio Social Unam

Realizar el servicio social puede ser una tarea fastidiosa para algunos o una experiencia maravillosa para otros, todo dependerá de la actitud con la que cada quien lo asimile. Lo cierto es que se trata de un programa obligatorio para cualquier alumno universitario, sin importar la carrera ni ubicación geográfica. Sin embargo, cada institución tiene sus propias reglas y términos para la realización de estas prácticas sociales, es por eso que la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) se ha encargado de ofrecer un servicio mucho más didáctico y efectivo.

A través de un portal en línea, la Unam cuenta con una lista larga de clientes asociados, los cuales ponen a disposición varios puestos de trabajo para los estudiantes, dependiendo siempre de la carrera que estén cursando. Lo único que tienes que hacer es iniciar sesión en dicho sistema y el resto será fácil.

Es importante resaltar que en Unam, a diferencia de la Universidad de la Universidad de Guanajuato (Ugto), el servicio social empieza debe ser cursado a partir del primer día del octavo semestre de la carrera, lo cual es equivalente a los cuatro años, si hablamos de carreras anuales. Es decir, que si ya estás en esa etapa de la universidad, lo mejor es que te mantengas en línea con este artículo, pues vamos a orientarte acerca de los pasos que debes seguir.

Ingresa al sistema de servicios sociales Unam

Lo primero es ingresar a sistema de servicios sociales Unam, para esto, debes seguir este enlace. Una vez que entre, tendrás que iniciar sesión en la web, para que puedas proceder elegir tu servicio. Notarás que lo primero que te piden para entrar es tu número de cuenta, lo cual hace referencia al número que te asignaron como alumno al momento de realizar tu inscripción en la universidad. En caso de que no conozcas tu número de cuenta, puedes ir hasta la ventanilla de tu campus y solicitarlo.

 Portal de Servicio Social Unam

 

Luego, tienes que elegir el sistema al cual perteneces. En este caso, siempre debes seleccionar la opción de “UNAM-DGAE”, que te aparecerá de primera. Pon el cursor encima de la ventana desplegable y aparecerá dicha opción. Una vez que lo hagas, notarás que en el recuadro de abajo puedes elegir la facultad a la que perteneces. Esto es importante, pues dependiendo de la que escojas, te saldrán diferentes puestos de trabajo que podrías obtener. Allí verás la Facultad de Ingeniería (Fi), Facultad de Medicina (FM), entre muchas otras disponibles.

Por último, tendrás que marcar la carrera específica de la facultad que elegiste antes. Ubícala y haz clic sobre la que te corresponde. Cuando hayas terminado de colocar todos los datos, simplemente presiona en “Consultar” y el sistema te llevará hasta el portal oficial de búsqueda, donde podrás elegir el servicio social que más te llame la atención.

Busca el servicio que más te llame la atención

Como ya mencionamos antes, de acuerdo a tu carrera, verás una lista de opciones distintas. Es decir, que si estudias Letras y Filosofía, lo más seguro es que te aparezcan trabajos de Community Manager en distintas asociaciones o cualquier otra cosa relacionada a la redacción. Si estudias Ingeniería Mecánica, tendrás a disposición trabajos en mantenimiento de maquinarias, y así con las demás.

Elige el servicio

 

Cuando ya tengas decidido cuál es el que vas a escoger o cuál fue el que más te llamó la atención, dale en “Ver detalles”, que es la opción que aparece al costado derecho de cada empresa. Eso te ampliará toda la información y tendrás los detalles específicos de cada una, para que puedas estudiar un poco más la oferta.

Contacta a los encargados del servicio

En caso de que ya estés completamente seguro de tu decisión, el siguiente paso es contactar a los encargados de cada servicio social. Si te fijas bien, en el perfil de cada empresa, aparecen muchos datos de la oferta laboral, incluso, hay un espacio donde consultar específicamente a los servidores. En ese sentido, sigue estas instrucciones:

Realiza el contacto

Haz la verificación de información del contacto en la empresa que deseas prestar tu servicio social. Verás que en el perfil aparece el número de teléfono y algunas especificaciones al respecto, por ejemplo, en algunos casos, exigen que se contacten por llamada y en otros, solo por mensajes de texto. Sin embargo, el método tradicional y el más recomendado es a través de un correo electrónico.

Asiste a la entrevista

Una vez que hayas escrito al encargado del servicio y este te haya respondido, deberás pautar la entrevista. Se trata de una breve reunión en la que expondrás tus experiencias laborales y universitarias, de modo que la persona que te entreviste, conozca más o menos cuál es tu perfil y en qué puedes ayudar a la empresa. De ser aceptado o no, te lo deberán informar el mismo día de la entrevista, así que exige tu respuesta de inmediato.

Entrega tu hoja oficial

Para terminar te tramitar el proceso de inicio al servicio social, deberás solicitar tu hoja oficial, la cual te entregarán en la empresa en la que vas a prestar el apoyo. Esta carta indica el trabajo que vas a hacer, el horario, la fecha de inicio y la de cierre. Además, debe estar forzosamente firmada por el encargado del servicio social de la compañía.

Cuando te hagan entrega de la hoja oficial, deberás dirigirte hasta la oficina de Servicio Social de tu facultad, con el documento original y una copia. Entregas una allí y te quedas con la otra. A partir de ese momento, ya estarás oficialmente inscrito en el servicio social Unam y podrás comenzar cuanto antes.

¿Los servicios sociales son remunerados?

Una de las preguntas más frecuentes que hacen a diario sobre los servicios sociales es con la intención de saber si estos son pagados o simplemente se trabaja de gratis. Pues, resulta que actualmente, en el sistema de la Unam, existen algunas empresas que efectivamente sí ofrecen remuneración por el trabajo, aunque suele ser un pago muy por debajo del salario mínimo mexicano.

Desde luego, así como hay empresas que pagan, también te encontrarás (en su gran mayoría) otras que no aportan ninguna valorización monetaria al trabajo, pero que igual sirven para ganar experiencia laboral. En líneas generales, podríamos decir que hay opciones para todos los gustos.

¿Qué pasa si tengo una beca universitaria?

Hay casos atípicos de personas que tienen una beca universitaria y, por lo tanto, tienen un trato diferencial a la hora de hacer su servicio social. Antes de todo, es necesario aclarar que las aclarar que las becas de la Universidad Nacional Autónoma de México son otorgadas por medio de un organismo interno llamado Programa Nacional de Becas para la Educación Superior, mejor conocido como Pronabes.

Si eres un estudiante beneficiado por el Pronabes, debes tomar en cuenta algunas especificaciones para tu servicio social. Por ejemplo, obligatoriamente debes elegir un trabajo que sea dedicado para becarios. Estos por lo general son empleos en empresas que no exigen demasiado o incluso que otorgan trabajos a distancia.

Otra cosa a tener en cuenta es que ningún becario puede, bajo ninguna circunstancia, recibir apoyo monetario por parte de algún trabajo que forme parte del servicio social. Esto teniendo en cuenta que de por sí, los alumnos con becas, ya están siendo beneficiados económicamente por la institución, al tener todos sus estudios pagos.

En todo caso, si quieres saber más información acerca de las becas y las ventajas y desventajas que suponen, puedes ingresar en esta página, donde aparece todo lo que necesitas saber.

¡Comparte con tus amigos!:

2 comments

  1. Luis Carete 4 noviembre, 2018 at 13:07 Responder

    Hola hay una regla o una lista de personas que no deban cumplir con servicio social en la unam?? pregunte en la universidad pero no me dieron respuesta. yo tengo un condicion especial que me impide hacer trabajos fisicos

    • Amilcar 4 noviembre, 2018 at 13:18 Responder

      Hola Luis, un cordial saludo. Oye, eso depende en gran medida del tipo de enfermedad que tengas (Si es que ese es tu caso). Sin embargo, como dices que esa condición especial no te permite realizar actividades físicas, lo más probable es que entres en la lista de los exentos. Te explico un poco de qué trata esta lita: en ella se ubican personas cuyos casos son especiales y atípicos. Por ejemplo, si padeces de algún síndrome que afecta alguno de tus sentidos principales (vista, olfato, oído, etc) no tendrás que hacer Servicio Social. Si tienes alguna enfermedad con la que puedes correr peligro al realizar alguna de las actividades propuestas por la Unam, tampoco es necesario que hagas el servicio. Si estás trabajando en la institución, ya sea en alguno de los establecimientos internos, para pagar un porcentaje de tu semestre, la universidad lo tomará como parte del servicio social y también te librará de hacer el mismo de manera formal. Desde luego, personas con enfermedades graves, también están exentas, estamos hablando de enfermedades como Cáncer, Sida y otras de gran peligro. Si pasas por alguna enfermedad pasajera, deberás esperar mejorar y luego cumplir con tu servicio. Es importante que sepas que en cualquiera de los casos anteriores que te he mencionado, tendrás que contar con un justificativo médico que corrobore el hecho de tu condición especial y presentarlo en las oficinas de Servicio Social de la Unam. Revisa bien la lista y verifica si entras dentro de algún lote. Saludos y suerte.

¿Que te ha parecido? ¡Cuéntanos!