Prestamos de banamex por nomina 【Ayuda Gob 】

Prestamos de banamex por nomina

¿Es citibank y citibanamex lo mismo?

Se le ha descrito como una joya de la corona de Citi, pero puede ser simplemente el componente más valioso de un imperio enfermo. Un nuevo equipo directivo debe recuperar su liderazgo en México. Chloe Hayward informa desde Ciudad de México.

BANAMEX se considera una de las posesiones más preciadas de Citi. América Latina fue la única región que dio beneficios al grupo -aunque sólo 6 millones de dólares- en los oscuros días del cuarto trimestre de 2008, con Banamex liderando la presencia minorista latina de Citi. Y en 2009, a pesar de las intensas presiones para conseguir fondos, Citi se mostró decidido a mantener su filial al completo.

Mientras Citi sale de la crisis, su relación con Banamex está lejos de terminar. En enero, Manuel Medina-Mora, director general del grupo bancario Banamex desde hace mucho tiempo, fue ascendido a director general de banca de consumo para las Américas y presidente del consejo global de consumo de Citi. Sin embargo, mientras Medina-Mora asciende en la jerarquía global de Citi gracias a sus éxitos en México, algunos se preguntan: ¿Es Banamex realmente tan exitoso como a Citi le gusta pensar?

Transferencia bancaria de Banamex

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Grupo Financiero Banamex» – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (septiembre de 2014) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El Grupo Financiero Banamex S.A. de C.V. tiene su origen y es el propietario del Banco Nacional de México o Citibanamex (antes Banamex). Es el segundo banco más grande de México. El Grupo Financiero Banamex fue adquirido por Citigroup en agosto de 2001 por 12.500 millones de dólares. Sigue operando como filial de Citigroup.

Banamex se formó el 2 de junio de 1884 a partir de la fusión de dos bancos, el Banco Nacional Mexicano y el Banco Mercantil Mexicano, que habían operado desde principios de 1882.[3] El recién fundado banco tenía sucursales en Mérida, Veracruz, Puebla, Guanajuato y San Luis Potosí, y abrió una sucursal en Guadalajara. Tras el inicio de la Primera Guerra Mundial, los directivos franceses del banco abandonaron México. Después de 10 años, Agustín Legorreta Ramírez, que ejercía de presidente en funciones, consiguió reactivar el banco. Tras su reorganización, el banco colaboró con el Banco de México y con funcionarios del gobierno estadounidense. Para 1937, 36 de las 50 sucursales bancarias de México eran propiedad de Banamex[3].

Transferencia internacional de Banamex

En muchos países, Felipe Martínez sería el cliente soñado de un banquero. Dueño de la segunda generación de Emyco, Martínez ha convertido la empresa en uno de los principales fabricantes y distribuidores de calzado de México. Produce unos 7 millones de pares de calzado de moda al año y cuenta con el presidente Felipe Calderón como su cliente más conocido. Emyco también ha cultivado el mercado estadounidense, vendiendo sus zapatos a través de la cadena de grandes almacenes Macy’s.

Los márgenes de interés neto promediaron el 5,9% el año pasado, según el principal regulador del país, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Esta cifra es inferior al 8,1% de 2008, pero sigue siendo alta en comparación con los estándares internacionales. Los costes de financiación son bajos, ya que los bancos pagan un tipo medio del 3,75% por los depósitos. Los bancos mexicanos también son muy eficientes; la relación coste-ingreso del sector es, en promedio, de sólo el 45 por ciento, en comparación con el 41,4 por ciento de media de los bancos españoles y el 54,6 por ciento de los estadounidenses. «Son cifras muy buenas para los bancos latinoamericanos, o para cualquier banco», afirma Alejandro García, director senior de instituciones financieras latinoamericanas de Fitch Ratings, con sede en Monterrey (México). El bajo nivel de penetración bancaria en México es, en parte, un resabio de la Crisis del Tequila, el colapso económico de 1994-’95 desencadenado por la devaluación del peso mexicano, que provocó pérdidas bancarias generalizadas y obligó al gobierno a solicitar un rescate liderado por Estados Unidos. «Hasta bien entrada la década de los 90, los bancos mexicanos no hacían más que mejorar su capital y liquidez», dice García. Sin embargo, la crisis no explica del todo el estado de subdesarrollo del sector bancario en México. Otros países latinoamericanos han visto cómo sus sectores bancarios se recuperaban de graves crisis. A mediados de la década de 1980, Chile sufrió una depresión económica que llevó a su sector financiero a la bancarrota y al desempleo por encima del 30%. Entre 1990 y 1995, los bancos brasileños soportaron una inflación media superior al 750% anual.

Cuenta corriente Banamex

El cierre en México de las operaciones de consumo y pymes de Citibanamex, traerá consigo el resurgimiento y venta de la marca Banamex; con todo y su tarjeta de crédito para clientes, nómina, Afore, seguros, créditos automotrices e hipotecarios.

Y ya hay cuatro posibles compradores a los que se les puede adjudicar dicha venta; para capitalizar nuevos clientes, crear modelos de negocio y aumentar su cuota de mercado, dijo el especialista en Economía y Finanzas de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), Ramón Martínez.

«El sector de consumo y pymes de Citibanamex representa 40% del total de la operación del banco; y cuando se anuncia el cierre de operaciones, ya hay compradores en la mesa; quienes buscan consolidarse, ganar clientes, obtener ganancias y tener una mayor participación en el mercado bancario», señaló.

En entrevista con Meter, el especialista indicó que los candidatos naturales en México, para comprar la marca Banamex y atender a los clientes que dejará libres Citi, son Banorte que opera 15% de la banca minorista en el país.

Ir arriba